644 461 546 / 618 357 342 info@birdwatchasturias.es
Curiosidades sobre las aves. Comer todo lo posible
Egagropilas

Curiosidades sobre las aves. Comer todo lo posible

Las aves que se alimentan de carne, insectos o carroña, ingieren sin mucha habilidad para elegir qué partes comen. Pueden tragar pelo, plumas, huesos, etc. Hay algunas aves, sobre todo las rapaces nocturnas, que se comen a sus presas enteras. Su dieta más habitual con pequeños roedores como ratones o musarañas.

Todos esos huesos, pelos y plumas no son digeribles por las aves. ¿Cuál es la solución? Expulsarlas una vez separadas de las partes valiosas que aportan alimento.

Esa “basura” la expulsan apelmazada en forma de bola, a la que se llama egagrópila. Salen por el mismo camino por el que entraron en el cuerpo del ave, por el pico.

Estas bolas o egagrópilas contienen mucha información para el estudio ornitológico, principalmente las de las rapaces nocturnas, ya que sus fluidos gástricos suelen ser menos agresivos que en otras especies, con lo cual los huesos suelen encontrarse en mejor estado.

Qué información nos dan las egagrópilas

Huesos encontrados en egagropilas
Huesos encontrados en egagropilas

Con una egagrópila de una rapaz nocturna, como puede ser una lechuza, podemos saber el menú elegido para cenar: ratones, musarañas, pollos de otras aves… En esta bola estarán los cráneos y otros huesos envueltos en pelo o plumas. 

La presencia habitual de estas egagrópilas en sitios determinados, como puede ser cerca de graneros, cuadras o casas abandonadas en zonas rurales, nos indica la presencia de rapaces nocturnas como las lechuzas, entre otras. Es todo un lujo vivir cerca de ellas, con sus sonidos nocturnos y sus deslumbrantes blancos vuelos en la oscuridad de la noche.

Puedes conocer mas acerca de las egagrópilas en las paginas de SEO Ceuta y en Centro el Campillo

Deja una respuesta

Cerrar menú