644 461 546 / 618 357 342 info@birdwatchasturias.es
Curiosidades sobre las aves. Os escucho con la cara
Lechuza común

Curiosidades sobre las aves. Os escucho con la cara

Es muy conocido que la lechuza es un animal de costumbres nocturnas, suele comenzar su actividad al oscurecer y se va a descansar con las primeras luces.

Se alimenta, entre otros, de pequeños mamíferos como ratones, topillos o musarañas. Para poder encontrarlos en plena oscuridad requiere de unas cualidades especiales. Tener la vista adaptada a la noche es fundamental para ellas y sus ojos son capaces de detectar el más mínimo movimiento en plena oscuridad.

Por si tan poderosa vista no fuese suficiente, la lechuza dispone de otro detector. Se trata del oído que, combinado con la vista, consigue saber todo lo que ocurre en su zona de caza.

Detalle de la cara de una lechuza
Detalle de la cara de una lechuza

Así escuchan las lechuzas

Pero no se trata de un oído cualquiera. Para empezar, tienen los oídos a una altura diferente, de tal forma que consiguen triangular perfectamente el origen de ese ruidito que nosotros ni oiríamos. Y, por si fuese poco, se han hecho con una oreja parabólica. Sí, su disco facial tiene la forma perfecta para recoger esos sonidos y redirigirlos a sus oídos.

Esta combinación de vista y oído hace que, desde su posadero, sea capaz de controlar todo lo que sucede en su cazadero: sólo tiene que esperar, detectar y caer sobre su presa de forma sorprendente.

En la web de la SEO podéis encontrar más información acerca de las lechuzas

Deja una respuesta

Cerrar menú