644 461 546 / 618 357 342 info@birdwatchasturias.es
REPOBLACIÓN CON PROYECTO ROBLE
Plantando abedules en Carúa (Parres)

REPOBLACIÓN CON PROYECTO ROBLE

Una de las ventajas de pertenecer Proyecto Roble, una asociación que se dedica a recuperar zonas desforestadas, es la oportunidad de poder participar en las actividades que organizan.

Hace unas semanas estuvimos en Carúa, Parres, repoblando con robles y abedules una ladera pelada.

Madrugamos y llegamos de los primeros pero, en poco tiempo, el grupo estaba completo: unas treinta personas, listas para trepar la ladera y para rellenar ese vacío con plantones que esperamos ver crecer en los próximos años. Todo un éxito de convocatoria de Proyecto Roble y la asociación medioambiental Biodevas.

Esto de repoblar, ¿cómo se hace?

Primero una breve explicación de dónde estamos y cuál es la problemática de la zona (impresionantes vistas, por cierto). Después, una demostración práctica de cómo se ubica el plantón en su nueva casa. Y, a partir de ahora, ¡a doblar el lomo y a plantar pequeñines!

Próximo paso, plantar el arbolín
Próximo paso, plantar el arbolín

Es un trabajo exigente, no lo vamos a negar, porque esas laderas inclinadas y el terreno pedregoso no ayudan mucho. Pero lo único que se consigue es que la satisfacción personal al terminar el trabajo sea aún mayor. Por cierto, ¿quién dijo que en Asturias llueve todos los días y no hace nada de calor? ¡¿Habéis visto qué día?! Vaya calorina que pasamos…

Así que, en un par de horas largas, están los 60 árboles instalados y dispuestos a crecer como campeones. Claro que, si os acercáis por allí, por ahora sólo veréis las protecciones que los rodean. Y os preguntaréis ¿para qué son esos tubos? Pues para evitar que el ganado se los coma (no ha nacido cabra, oveja ni cabra que diga que no a un brotecín tierno…).

Y, después del trabajo, ¿qué?

Pues, después de repoblar, toca reponer fuerzas. ¡Menuda comilona de traje! Cada casa llevó lo mejor de su nevera: vaya variedad, ¡y todo rico! Chorizo, queso, empanadas, guisos caseros, bizcocho de postre… con sidra, por supuesto, la gran protagonista de cualquier reunión asturiana que se precie.

Jornadas como ésta te ayudan a desconectar del trabajo y los problemas y te llevan a conectar con gente nueva, que comparte inquietudes y que te aporta un chute de energía positiva para encarar la semana con otros ojos y otro ánimo.

Si compartís la preocupación por la recuperación forestal de zonas quemadas, entre otros muchos problemas que afectan al medio ambiente, no dudéis en visitar las páginas de Proyecto Roble y la Asociación Biodevas. Podréis ver la estupenda labor que desarrollan y tendréis las puertas abiertas para colaborar, haceros soci@s… ¡lo que queráis!

¡Animaos a plantar, al menos, un árbol!

Deja una respuesta

Cerrar menú