Quebrantahuesos

El quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) es, junto con el buitre negro (Aegypus monachus), el ave rapaz de mayor tamaño de todo el territorio español.

El nombre científico “barbatus” hace referencia al penacho de plumas negras que tienen bajo el pico. Esta “barba” es el final del antifaz negro que se dibuja en su cara y que resalta el ojo amarillo, rodeado de un anillo rojo.
El plumaje va cambiando de coloración a medida que pasan los años, desde el pardo oscuro con manchas grisáceas al blanco y gris pizarra de los subadultos. El color anaranjado tan característico de los adultos lo obtienen por los baños de barro que se dan en charcos con sedimentos ricos en minerales calcáreos y ferruginosos. Es curioso, pero se bañan para “ensuciarse”!

Cuando están volando, para distinguirlos de los buitres leonados nos fijaremos en la cola, que tiene forma de rombo.

Esta especie estuvo presente en la zona del Parque Nacional de los Picos de Europa hasta mediados del pasado siglo XX, cuando desapareció debido a la caza y al uso de cebos envenenados. Décadas más tarde, la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos inició un proceso de reintroducción de la especie en el parque, financiada por un proyecto LIFE+ Red Quebrantahuesos.

Si el nombre científico de la especie nos habla de sus “barbas”, el nombre común nos indica de qué se alimentan estas aves. Es la única especie en el mundo que se alimenta de huesos y, como carroñera, es una pieza clave para mantener las montañas limpias de cadáveres.

En la página web de la SEO/BirdLife podéis encontrar más información sobre esta interesantísima especie.