Camachuelo común

El camachuelo común (Pyrrhula pyrrhula) es un ave de pequeño tamaño (unos 14 cm), con el cuerpo rechoncho y una coloración (en los machos) muy llamativa, que impide confundirlo con cualquier otra especie de las habituales en nuestro territorio nacional.

Machos y hembras tienen la cabeza cubierta por una “gorra” negra que se extiende hasta el pico, que es gordo y negro. En la espalda, de color gris ceniza, destaca el blanco del obispillo (la parte que hay entre el final de la espalda y la cola). Las alas son negras con una banda blanca y la cola es completamente negra. El macho tiene el pecho y las mejillas de color rojo anaranjado fuerte y la hembra de color parduzco, mucho más discreto.

Es una especie habitual en zonas de bosque húmedo con caducifolias frondosas como hayas, robles, melojos, abedules o bosques de ribera. Prefiere evitar zonas de campo abierto y de escasa vegetación y no es extraño verlos en parques y jardines urbanos, sobre todo si están cerca de algún curso de agua.

Se alimentan de frutos, semillas e incluso insectos pero sobre todo les gustan los botones florales y brotes tanto de árboles como de arbustos y herbáceas. En los campos de manzanos, ciruelos y melocotoneros no es extraño verlos a finales de invierno, dando cuenta de los nuevos brotes de estos árboles.

En algunas zonas de Asturias se les conoce como picaflor, cortabrotes o quitabrotes, debido a esa costumbre de alimentarse de los brotes de los frutales.

Aunque es una especie con una distribución más o menos amplia, no es muy abundante y aparece como especie “De interés especial” en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas, debido a su dependencia de las zonas boscosas de hayas, robles…

En esta página podéis encontrar más información acerca de estos llamativos pajarines.

Aquí podéis escuchar el canto del camachuelo. ¡Disfrutad!