II ENCUENTRO NATURE WATCH SOMIEDO

El año pasado ya tuvo lugar el Primer Encuentro Nature Watch en Somiedo. Como podéis ver, dejaron el listón muy alto: parecía difícil superarlo, pero lo han conseguido. Los pasados días 10, 11, 12 y 13 de mayo de 2018 se produjo de nuevo este encuentro entre aficionados a la observación de fauna, administraciones públicas y empresas del sector. Todo ello gracias al impagable trabajo de Luis Frechilla de Daboecia Arte y Naturaleza y de Alfonso Polvorinos de El Ecoturista que, junto al Ayuntamiento de Somiedo y el Parque Natural de Somiedo, han conseguido la financiación suficiente para hacer posibles unas jornadas como las vividas estos días en Pola de Somiedo.

Nature Watch Somiedo
Nature Watch Somiedo

Todos los días se han ofrecido unas ponencias de muy alto nivel, con temas relacionados con la observación, el ecoturismo, el desarrollo rural y las buenas prácticas en este campo.

Observación de osos

El último día, 13 de mayo, también se produjo una mesa redonda donde se pudo debatir  acerca de algunos puntos interesantes de las jornadas y de la próxima regulación en la forma de realizar las observaciones de oso en la comarca.

Esperando la aparición del oso
Esperando la aparición del oso

Además de las ponencias, todos los días por la tarde, a partir de las 6, se organizaron salidas para poder realizar observaciones de oso. El jueves pudimos disfrutar de la observación de una osa y sus dos oseznos, jugando y disfrutando de las piedras, la nieve, los arbustos y, en general, de todo lo que se encontraban en su camino. Durante casi 3 horas hicieron las delicias de todos los que allí estábamos.

El viernes no tuvimos tanta suerte, no quisieron mostrarse en ninguno de los puntos a los que nos acercamos; ésto forma parte de este juego, no siempre se puede disfrutar de la presencia de los osos.

Sin embargo, el sábado pudimos disfrutar de varios avistamientos, con uno de ellos, el último, fantástico: un oso precioso realizaba una travesía por una ladera, sin apenas obstáculos que impidiesen la visión. Había una luz preciosa, de esas que se producen entre tormentas. Empezó a nevar y, durante unos minutos, era imposible verle a través de los telescopios debido a la cortina de nieve. Cuando pasó la nube volvimos a localizarlo en la ladera y la adrenalina se disparó a la emoción.

Grupo de personas observando a un oso
Grupo de personas observando a un oso

En la clausura de las jornadas todos los participantes comentaban la calidad de las ponencias, el buen trabajo realizado por Luis y Alfonso y, por supuesto, el interés mostrado por acudir a la próxima cita, para la que ya falta menos.

Para nosotros ha sido un placer poder ayudar un poquito a estos maestros y esperamos poder volver el año próximo a colaborar con ellos. Muchas gracias por contar con nosotros.

No comments yet.

Leave a comment

Your email address will not be published.