Monthly Archives : Abril, 2017

CURSO DE INICIACIÓN A LA ORNITOLOGÍA EN BEJES

Los próximos días 26, 27 y 28 de mayo vamos a estar en Bejes (Cantabria) impartiendo un curso de iniciación al mundo de la ornitología. Aprenderemos a usar los prismáticos, el telescopio terrestre y las guías de aves. En definitiva, aprenderemos a distinguir las aves más frecuentes de estos valles con los medios necesarios para ello.

Lo haremos en un aula preciosa, las montañas que rodean al pueblo de Bejes, en la comarca de Liebana. Se trata de un valle excavado por el río Corvera, que asciende desde la parte oriental del desfiladero de La Hermida y que forma parte de la frontera oriental natural del Parque Nacional de Picos de Europa.

Aldea de Bejes

Aldea de Bejes (Cantabria)

Ubicaremos el campamento en el albergue La Aldea, un sitio encantador que lleva una pareja muy maja. Ellos se encargaran de las comidas y del alojamiento, es algo que saben hacer muy bien. Puedes encontrar más información en Albergue La Aldea.

El viernes por la tarde lo emplearemos en conocernos todos los participantes, repartir los prismáticos que usará cada participante y explicar que haremos los días siguientes.

El sábado daremos pequeños paseos en varios tipos de ecosistemas: hayedos, robledales y pastos alpinos. Dependiendo de la meteorología comeremos en el albergue o aprovecharemos para llevar un picnic de forma que podamos disfrutar de más tiempo en el campo. Por la noche podremos disfrutar de una película relacionada con el mundo de las aves.

Bejes (Picos de Europa)

Alrededores de Bejes (Cantabria), en Picos de Europa.

El domingo aprovecharemos para ver las aves del río Corvera y del río Deva, en el desfiladero de La Hermida. Finalmente, comeremos en el albergue para despedirnos entre platos, comentando lo que hemos visto.

Durante el taller podremos aprender a distinguir entre los tipos de chovas o entre los buitres leonados y los alimoches. Descubriremos cómo diferenciar algunos de los pájaros que nos rodean, de qué se alimentan o si se marcharan después del verano a tierras más cálidas.

Aunque el curso es para iniciación, si tú ya entiendes de aves apúntate y disfrutarás de las aves de esta zona.

Los prismáticos y las guías de aves las prestamos nosotros; si tienes cámara fotográfica, tráetela. Es aconsejable llevar calzado cerrado, sombrero, crema solar y agua.

Los precios son los siguientes:

Curso + pensión completa: 125€

Solo curso: 70€

Plazas limitadas.

Para obtener más información y realizar las reservas: 942 733 561 / 628 736 966

¡Os esperamos!

ME HE ENCONTRADO UN POLLUELO, ¿QUE HAGO?

Con el comienzo de la primavera los pájaros inician su proceso de reproducción, se emparejan y se dedican a la dura tarea de sacar adelante una nueva prole. En ocasiones, este proceso lo repiten dos veces cada año.

Una vez que los pollos salen del huevo, pasan unas semanas creciendo en el nido hasta que, por fin, pueden volar y marchar de casa.

Este momento de la crianza coincide con otro de mucha actividad de las personas en el campo. La mejoría del tiempo, el cambio de hora que prolonga las horas de luz y la aparición de hojas en los árboles y de flores, hacen que salgamos más a disfrutar del campo. Muchas veces, cuando en esos paseos nos encontramos con pollos de pájaros en el suelo, nuestro primer instinto suele ser protector: pobrecito, se habrá caído del nido, esta huérfano, tengo que ayudarle, son pensamientos que nos suelen pasar rápidamente por la cabeza.

La pregunta es: ¿sabremos reaccionar de forma adecuada ante una situación así? Siempre actuando desde la buena fe, hay personas que se lo llevan a casa para tratar de cuidarlo, alimentarlo y posteriormente devolverlo a su medio natural. Pero esto no es lo mejor que podemos hacer por ellos.

Estos pollos que nos encontramos en el suelo y que apenas pueden volar deberíamos dejarlos donde están. Normalmente son crías que se cayeron del nido. Pero eso no quiere decir que estén abandonados, muchas veces los padres les siguen alimentando aunque estén fuera del nido, en alguna de las ramas que quedan por debajo del mismo o incluso en el suelo. También existen los pollos volantones: son crías bastante avanzadas que pueden haber caído del nido en su ejercitación de los músculos alares o en algún vuelo de práctica.

Pero no todos los casos son así: hay aves nidífugas que nacen con plumón y los ojos abiertos, lo que les permite una cierta independencia, al ser capaces de regular su temperatura corporal. Lógicamente los padres siempre están pendientes de ellas, aunque no les veamos cerca, pero en ocasiones podemos pensar que están perdidas o abandonadas.

Distinto sería el caso de encontrarnos un pollo con poco plumón, ya que no son capaces de generar calor. En esos casos los padres solo podrían alimentarlo, pero no les darían ese calor necesario. Aunque nos dé mucha pena, nunca deberíamos llevárnoslo a casa para tratar de criarlo nosotros, menos aún alimentarlo con pan y leche como se ha visto en algunas películas, ¡los pájaros no toman leche en libertad!

En este último caso lo mejor es contactar con un centro de recuperación de fauna o con alguna autoridad competente como el SEPRONA; ellos sabrán cómo actuar y te dirán qué es lo que debes hacer.

Puedes encontrar más información sobre la imagen y lo que os contamos en la web de Spring Alive.